Algo sobre Álsbram..

Bienvenido luchador de sueños.. seas quién seas y vengas de dónde vengas.

Si has leído ‘Luchadores de sueños’ ya sabes por qué estás aquí.. o no. 
Éste es tu espacio, tu universo expandido para preguntar cosas sobre Álsbram, Naylorth, Dáinet, Selín, Lam-Vashid.. sobre la Vida en Adigrana, Belho Jara, Falomir, Ílthar.. sobre las ambiciones de la Humanidad, la Fraternidad, la Libertad o la Eternidad.. o sobre qué va a ocurrir a continuación.

Acabas de entrar en una historia más compleja de lo que nunca pensaste. No sé si te gustará lo que viene a continuación pero, lo que sí te aseguro, es que te sorprenderá, te horrorizará, te emocionará y te hará reír.

Este espacio lo creé para poder comunicarme contigo. ‘Luchadores de sueños’ no es sólo un libro.. es mucho más. Pero necesito saber que a alguien le interesa todo lo que hay por descubrir. Hazme un comentario, bueno o malo, cuantos más seáis antes llegará la continuación de la historia.

Comparte tus emociones sobre Álsbram con otros, contágiales para que lean su historia y aumenta la galaxia conocida. Ayúdame a luchar por mis sueños.


Pregunta.. expande tu universo.. ten sueños imposibles.. y nunca dejes de vivir por ellos.

Comentarios

r-alvarez-translator ha dicho que…
(Continuando)

Y ahora a ver qué te cuento del mensaje en sí.

Creo que es aquí donde está la fortaleza auténtica de la novela, en su mensaje. Es un mensaje claramente politizable, es un llamamiento a decir “despierta y levanta la cabeza de la PSP, cohonè” xD Me imagino que el target de una novela así son chavales jovenzuelos, quizá de la edad de Álsbram, cuyos héroes son, como dices, para vender más. Es curioso este punto. La cantidad de nenes que hay en internet llorando porque el juego nuevo de turno (véase Mass Effect Andromeda, nada que ver con la excelente trilogía original) les cuesta 50 pavos y es una mierda. No solo no disfrutan, es que sufren, literalmente. ¿Cómo se transforma el entretenimiento en sufrimiento? Debe ser ver la frustración de que sus héroes no son tales... Como cuando un tío de 50 y tantos sufre porque pierde su equipo.

Es decir, ponemos nuestra felicidad en manos ajenas, la regalamos. O en pies ajenos, véase el fútbol xD

Así que el mensaje de “levántate y anda” va estupendo. Ya sabes que algo queda, algún chaval escucha; quizá no lo entienda hoy, pero tal vez sí más adelante. Es algo revolucionario, hecho desde el vehículo de la ciencia ficción (como siempre lo fue en su día, puesto que servía para imaginar un futuro mejor). Sadrin, la Agente Comercial del principio, es un excelente personaje que escapa de un mundo minero asolador y finalmente ve la luz, si bien le cuesta la vida. Tal vez cabe decir que “la revolución no será televisada” y que no basta con pulsar un botón (una buena analogía a la militancia de Twitter), sino que hay que actuar. Si la revolución será violenta o no (en la novela lo es, como lo es el trato de las Compañías a los disidentes), es un tema que está claro en el universo narrativo pero que más allá del mismo es algo mucho más serio y complejo. El salto de expectativas que existe entre el lector y la realidad política creo que es muchísimo más largo. Los últimos años así lo justifican. Quien pensara que de las plazas íbamos a pasar a la toma del Palacio de Invierno, se ha encontrado una lucha pacífica e institucional. Viví esto desde una óptica más radical, pero ahora he descubierto que esto no es Somalia... Allí no montarían Podemos, allí es luchar por la supervivencia misma. En fin, es esto otro tema mucho más complejo y adulto ya.

En resumen, creo que das un mensaje muy útil y necesario en este mundo de subnormalidad emocional (niños grandes que protestamos si no hay circo).

Bueno Javi, he escrito toda esta tacada sin revisarla, seguro que hay cosas que te interesen más en particular, como los personajes o lo que sea. Ya me dices y tal vez pueda precisar :) Si quieres que te ponga algo de esto en el blog, seleccionamos lo que quieras por aquello de la imagen y listo.

Un saludo, Rafa
r-alvarez-translator ha dicho que…
Hola Javi, pediste feedback sobre Luchadores de Sueños así que voy a intentar darte mi opinión, a ver si soy capaz o no de hacer una crítica que te resulte útil.

Voy a intentar hablar de la estética primero...

Lo primero que se me viene a la cabeza leyendo la novela es un mundo cyberpunk, ya que abre con una escena de combate bastante cinematográfica con la Agente Comercial y Álsbram de por medio. Posteriormente se habla de Naylorth, que en mi imaginación, es un tanto Han Solo con chupa de cuero de piloto, pero con naves molusco. A estas alturas (unas 30 páginas) digamos que el lector está más o menos metido en el universo de ficción, y en función de las pelis, novelas o videojuegos que haya visto (más que leído), en su imaginación puede haber una mezcla de un sinfín de mundillos de ciencia ficción, con hiperimpulsores, campos de energía, etc. Las espadas de vibranium pueden resonar como clara referencia al sable de luz: la propia formación de los Agentes Comerciales tiene un eco de jedi o sith.

Pero luego de repente, un tiempo más tarde, en esta estética general de paneles de plástico y acero, se describen policías vestidos a lo granadero del siglo XVIII “por una extraña moda perdida en la memoria”. Esto descoloca bastante, pero lejos de ser un elemento a eliminar, creo que no se capitaliza lo suficiente. Resulta que es extraño porque no se dice desde un primer momento, sino cuando llevas la cabeza metida unas 50 o 60 páginas. Y es muy gracioso porque, dado el mensaje político final, era una excelente oportunidad para jugar con la Revolución Francesa. Al menos me parece original, puedes poner una policía con oroides que marchen en líneas, como los regimientos de esa época... para resaltar su maquinalidad, que en cuanto muere un peón del sistema, otro de la fila de atrás ocupa su puesto.

En resumen, hay un elemento muy original, que me gusta, en lo que por lo demás es un mundo tal vez genérico. Todo género artístico tiene exigencias “del género” (espacio sin naves espaciales, imposible), por lo que esta desviación es muy positiva. Tal vez se puedan introducir otras rupturas por el estilo. El otro día jugaba a Space Engineers y me hice un galeón solar. Es como un galeón de vela, pero con lanzacohetes y paneles solares en vez de velas. Tonterías, pero le dan color, jaja.
Javier Gámez ha dicho que…
Me encanta la valoración. Veo que has pillado muy bien el 'sentimiento' de la historia.

Una pena que no pudieras ver las ilustraciones, te hubieses hecho una idea mejor de la estética. :-)


Mil gracias, Rafael.

Entradas populares